Trabajar en Singapur

Trabajar en Singapur se presenta como una de las opciones más atractivas entre quienes buscan un empleo en el sudeste asiático, pues este país está considerado como uno de los principales puntos neuralgicos del mundo promotores de la economía y emprendimientos de nuevos negocios, una modalidad de trabajo que cada día recluta a cientos de inmigrantes que buscan mejores oportunidades laborales.

trabajar-en-singapur

Porqué elegir trabajar en Singapur, Singapur en cifras

El paro en Singapur es de un 2%, lo que constituye una de las tasas de desempleo más bajas del mundo y garantiza el pleno empleo en alguna de sus ciudades más importantes.


Singapur al igual que otros países asiáticos, no tiene establecido un sueldo mínimo interprofesional como si lo tienen en otros países, no obstante, el salario promedio en el país se ha medido en unos 2665 € mensuales.

Singapur ocupa el segundo puesto del ranking Doing Business que mide los 190 mejores países para hacer negocios, del cual ha ocupado la primera posición en años anteriores siendo considerado uno de los mejores destinos para hacer negocios con proyección internacional y nuevos emprendimientos.

Otra de las cifras más atrayentes para los ciudadanos a la hora de establecerse en Singapur para vivir y trabajar es su baja tasa de criminalidad, pues está considerado como uno de los países más seguros del mundo. Esto se debe a las políticas proteccionistas endurecidas aplicadas por el gobierno desde 1960, pues durante los años 60, Singapur era uno de los países más violentos del mundo con mayor tasa de crímenes.

Algunas de las políticas adoptadas por el Gobierno para reducir drásticamente su elevada tasa de criminalidad fue aplicar la pena de muerte para los asesinos, violadores y políticos corruptos, un sistema que ha sido ampliamente criticado por la amnistía Internacional.

Trabajos más demandados en Singapur

Singapur es considerado uno de los mejores países para hacer negocios con gran proyección internacional, por tanto el aprendizaje de lenguas extranjeras están ampliamente valorado entre los perfiles laborales más demandados.

Es importante destacar que el gobierno de Singapur ha adoptado algunas políticas restrictivas desde el año 2012 para controlar el inmenso flujo de inmigrantes que se ha trasladado al país en los últimos años para la búsqueda de empleo.

Alguna de estas políticas restrictivas incluyen la obligatoriedad de justificar por parte de las empresas la necesidad de contratar a personal extranjero por encima de los residentes locales. Por cada contratación de personal extranjero se debe compensar la plantilla con la contratación de 5 trabajadores nacionales, una medida que también han adoptado otros países asiáticos.

Para trabajar en Singapur es necesario conocer su mercado laboral para saber qué especialidades o perfiles cualificados tienen preferencia entre las profesiones más demandadas que coincida con la formación académica del candidato para incrementar las posibilidades de encontrar un empleo. En este punto, también merece la pena reseñar que el gobierno de Singapur ha establecido unas medidas por las cuales si el salario obtenido no se corresponde con el puesto de trabajo se le puede denegar el visado para poder residir legalmente en el país y trabajar en él.

Al margen de la enseñanza, los perfiles más demandados en el mercado laboral de Singapur Son aquellas especialidades que están relacionadas con la economía y la contabilidad, pues se trata de uno de los países con mayor afluencia de capital y Negocios Extranjeros en todo el mundo.

Teniendo en cuenta lo anterior, los gestores, analistas, consejeros delegados, contables y analistas de riesgos son las profesiones más demandadas en Singapur y en las que resulta más fácil acceder al mercado laboral desde cualquier ubicación del país.

Idiomas para trabajar en Singapur

A diferencia de otros países de Asia, en Singapur podremos desempeñar nuestra actividad laboral perfectamente con un fluido manejo del inglés, idioma que está extendido en toda la población.

La mayoría de actividades económicas para extranjeros están enfocadas al comercio internacional y en este punto, el inglés es el idioma universal que se usa como herramienta de trabajo para desempeñar cualquier actividad profesional.

El idioma oficial de Singapur es el malayo, aunque también se hablan otros idiomas como el chino mandarín y el tamil.

Documentación para trabajar en Singapur

España y los países latinoamericanos no precisan de visado para entrar en el país, no obstante, con un visado de turista no se puede optar a buscar trabajo en ni solicitar otro tipo de permiso de residencia, pues para que autoricen la entrada en el país, el billete debe ir acompañado de una fecha de vuelta o de consecución del viaje hacia otro destino, además se deberá aportar el pasaporte con vigencia de al menos durante 6 meses y el correspondiente certificado de vacunación.

La mayoría de visados expedidos en el país son de estudios o trabajo, este último se incluye dentro de la categoría employment pass y su durabilidad viene determinada por el contrato de trabajo en la modalidad de este.

Los requisitos imprescindibles para obtener un visado de trabajo en Singapur es tener una carrera o titulación universitaria o en su defecto, aportar experiencia demostrable sobre el trabajo a desempeñar durante al menos 5 años. El sueldo mínimo exigido dentro de esta categoría es de 2500 $ singapurenses.

El empleador en este caso es quién debe iniciar los trámites aportando una solicitud en línea donde se especifique las titulaciones académicas de los candidatos, así como sus facultades técnicas y capacitivas para el puesto y las funciones que se prevé desempeñar con éste. Asimismo, también deberá especificar el salario asignado a cada trabajador y una justificación de porque es preciso cubrir esa vacante con personal extranjero.

El trámite de la solicitud de un permiso de trabajo en Singapur también incluye un reconocimiento médico y el abono de las tasas correspondientes por cada año de concesión. El primer visado se obtiene con una durabilidad máxima de 2 años y posteriormente pueden renovarse cada tres siempre y cuando se continúe manteniendo las condiciones y requisitos solicitados por la Administración.

Deja un comentario