Trabajar en Lidl

Trabajar en Lidl es una de las principales opciones entre quienes buscan encontrar en el trabajo en una cadena de supermercados con amplia proyección internacional, pues aunque se trata de una cadena de distribución alimentaria alemana, lleva mucho tiempo operando en España y cuenta con una amplia red de supermercados en el país.

trabajar-en-lidl

Porqué trabajar en Lidl, Lidl en cifras

La cadena de distribución alemana se originó en 1930 como una cadena de distribución alimentaria mayorista perteneciente al grupo Schwarz  y continuó expandiéndose dentro del país hasta que estalló la primera guerra mundial.


En 1968 fue relanzada como una cadena de supermercados de descuento a un formato muy similar al que se mantiene en la actualidad.

Actualmente la red de supermercados Lidl cuenta con 10000 locales en todos los países donde operan. En España, el primer supermercado Lidl se abrió en el año 1994 en Lérida Cataluña y actualmente dispone de 535 supermercados distribuidos por toda la geografía española y 10 centros logísticos de distribución.

Las cifras de crecimiento económico del Lidl también resultan bastante destacables, pues tan sólo en España durante el presente año 2016 su facturación se estima en 3000 millones de euros.

La plantilla de supermercados Lidl asciende en la actualidad a 11500 empleados en los diferentes centros comerciales que se distribuyen en los 27 países donde operan.

Trabajar con Lidl, qué tipo de trabajos ofrecen

Desde la página oficial de Lidl se puede enviar el currículum vitae para poder trabajar en cualquier supermercado que componen la cadena, tanto en España como en el extranjero,pues en la sección empleo de la página de Lidl existen dos apartados bien diferenciados si accedemos desde la filial española para trabajar en España o para trabajar en el extranjero.

Los distintos puestos de trabajo que podemos desarrollar el Lidl se llevarán a cabo en los supermercados que componen la cadena o en alguno de sus centros logísticos.

Lidl también cuenta con oficinas internacionales desde donde gestionan todos los trámites relacionados con la organización de su plantilla de trabajo y gestión de pedidos, por lo que en este punto, también se requiere personal administrativo contable para cubrir los puestos vacantes de esta categoría.

Formación necesaria para trabajar con Lidl

Para trabajar con Lidl como cajero o reponedor de cualquiera de sus supermercados o centros logísticos, se requerirá principalmente disponer de habilidades sociales en el caso de cubrir un puesto destinado a tratar con el público. Los estudios requeridos para acceder al puesto es contar con el Graduado en ESO o Educación Secundaria Obligatoria, aunque se valorarán cursos de formación complementaria tales como aquellos relacionados con la atención al público y características similares al puesto a cubrir.

En caso de optar por un trabajo de índole administrativa, se requerirá formación académica relacionada con el puesto tales como estudios en administración y gestión de empresas o contabilidad y finanzas.

Dentro de la categoría administrativa de los trabajos en Lidl cabe destacar

Jefe de almacén

La función principal de un jefe de almacén es la organización y gestión del personal que garantice el correcto funcionamiento del establecimiento en cuanto al cumplimiento de horarios y tareas de todos los integrantes de la plantilla.

Administrativo

En este puesto se requieren profesionales con grado de formación media o superior en administración y gestión de empresas. Su función principal es la tramitación y gestión de pedidos, así cómo la coordinación de envíos y recepción de mercancía.

Mozo de almacén

El mozo de almacén es el encargado de recoger y distribuir la mercancía desde los grandes almacenes del supermercado y verificación de pedidos. Entre otras de sus funciones destacan supervisar y autorizar las devoluciones dentro de los supermercados y la clasificación de los materiales reciclables.

Cómo trabajar en Lidl, proceso selectivo

Para saber cómo trabajar en Lidl, lo primero que debemos hacer es enviar el currículum vitae a cualquiera de los supermercados que componen la cadena. En este punto, podemos utilizar la vía directa dejándolo directamente en cualquiera de sus comercios o la vía telemática, utilizando la web oficial en el apartado de empleo donde especificaremos la ubicación donde queremos trabajar en España o en el extranjero y los diferentes puestos a los que optamos..

Fases del proceso selectivo

Como la mayoría de supermercados, para trabajar en Lidl el proceso selectivo consta de tres fases. La primera fase es una dinámica de grupo en la que normalmente se plantean cuestiones o problemas habituales en el desempeño del trabajo y se evalúa individualmente a todos los candidatos, así como su interacción con el colectivo para puntuar sus dinámicas sociales y gestión en la atención al público.

La segunda fase del proceso selectivo es una entrevista individual en la que se pretende conocer mejor al candidato, así como sus intereses, capacidades y aptitudes para el puesto.

La tercera y última fase consiste en la cumplimentación de un test psicotécnico en la que se obtiene un perfil psicológico del candidato y su idoneidad o no para cubrir determinado puesto.

En cada una de las fases del proceso selectivo el candidato será informado en todo momento de su progresión a la siguiente fase. En caso de no ser aceptado se le comunicará igualmente aunque habitualmente no se exponen las razones por las que no continúa en el proceso selectivo. Una vez completado el proceso selectivo en un breve periodo de tiempo se contactará con el candidato para incorporarse a uno de los supermercados Lidl más cercanos en su zona. Si quieres comenzar a trabajar en Lidl haz clic aquí.

Deja un comentario