Trabajar en Japón

Trabajar en Japón es el sueño de muchas personas, especialmente entre los amantes de la tecnología punta, pues Japón es con diferencia el país tecnológicamente más avanzado. Pero pese a tener una buena preparación académica, no es oro todo lo que reluce, pues una vez que nos adentramos profundamente la burocracia nipona, nos daremos cuenta de lo increíblemente difícil que resulta emigrar a Japón para buscar un trabajo.

trabajar-en-japon

Porque elegir trabajar en Japón, Japón en cifras

El desempleo en Japón durante este año 2016 se ha medido en un 3,3% . El salario mínimo en Japón se ha fijado para este año 2016 en 920 € al mes, lo que es lo mismo, 11040 € anuales. El salario promedio sin embargo, se ha fijado en 3106 € al mes, lo que equivale a 37271 € anuales distribuidos en 12 pagas.

Japón ocupa el tercer puesto del ranking económico mundial, situando su economía en la tercera más potente de todo el mundo. Además de esto, Japón es uno de los países tecnológicamente más avanzados, por lo que entre sus fronteras se asientan algunas de las firmas desarrolladoras de videojuegos más famosas de todo el mundo como Nintendo, Sony, Konami y Sega entre otras.

Japón se encuentra en el puesto número 34 del ranking Doing Business que mide los 190 mejores países para hacer negocios. Pero como mencionamos anteriormente, la burocracia nipona no es sencilla en absoluto a la hora de elegir este país oriental como destino para nuevos emprendimientos.

Trabajos más demandados en Japón

Para conseguir trabajo en Japón hay que tener un título universitario y además, este debe estar relacionado con la actividad laboral que vamos a desempeñar o en su defecto,al menos 10 años de experiencia demostrable.

El concepto de experiencia demostrable realmente no está especificado pero en función de cómo se desenvuelve la burocracia en Japón, pues posiblemente se refiera a cartas de recomendaciones, contratos, etcétera.

El perfil de estudios que se solicita principalmente el Japón para buscar empleo es en principio tecnológico, pues en Japón se asientan muchas de las grandes empresas de tecnología.

Otra alternativa para quienes pretendan trabajar en Japón y no dispongan de un título universitario es estudiar FP en una escuela japonesa. Esta alternativa sólo estaría disponible para personas con un alto presupuesto,pues este tipo de escuelas denominadas sennom gakkou, resultan especialmente costosas. Otro hándicap de esta alternativa es que las escuelas japonesas como cabría esperar, imparten las clases en un perfecto japonés, por lo que si no disponemos de un elevado dominio del idioma nos resultaría muy difícil continuar las clases.

A los costes de la escuela deberíamos de sumar también los costes de estancia en la ciudad, como alojamiento, transporte y comida, por lo cual necesitaríamos de un buen presupuesto para planteárselo.

La legislación nipona permite trabajar como máximo 4 horas con un visado de estudiante, por lo que para sufragar parte de los gastos se podría optar por un trabajo parcial, no obstante, con un trabajo a media jornada resultaría imposible cubrir todo lo que necesitamos para vivir allí si no disponemos de un alto presupuesto.

La legislación nipona tampoco permite buscar trabajo con un visado turista, asimismo las empresas tampoco tendrían posibilidad de contratar a empleados en régimen turista bajo riesgo de sanción.

Hay que destacar que en Japón son extremadamente meticulosos con los procesos burocráticos y los cumplen a rajatabla, por lo que si no entramos en algunos de estos supuestos es muy difícil que consigamos trabajar en Japón, pese a disponer de un título universitario.

Idiomas para trabajar en Japón

Para trabajar en Japón debemos disponer un buen nivel de japonés, esto es prácticamente indispensable para conseguir cualquier tipo de trabajo. No obstante, el aprendizaje del japonés no se limita únicamente al buen dominio de su comprensión, gramática o escritura, sino que además de cara a trabajar con empresas con proyección internacional, deberíamos de adquirir un buen dominio del Keigo, que podría definirse como el japonés comercial o japonés orientado a los negocios.

El inglés es el otro idioma indispensable para poder trabajar en Japón, y la burocracia japonesa exige disponer de certificación acreditativa mediante TOELF y TOEIC.

Documentación para trabajar en Japón

Existen dos formas plausibles actualmente de poder trabajar en Japón y conseguir un visado de trabajo. La primera y más sencilla es mediante una empresa que tenga alguna filial en el país y nos pueda destinar a una de sus sucursales. En este supuesto, la empresa se encargaría de todos los trámites burocráticos para solicitar el visado de trabajo, pero en la práctica esta situación se da en casos extremadamente puntuales.

La opción empleada por mayor número de personas es tratar de trabajar en Japón mediante un visado de estudiante. El visado de estudiante puede llegar a convertirse en un visado de trabajo, no obstante, esto no es aplicable para el visado turista, puesto que la legislación nipona prohíbe acceder al mercado laboral con este tipo de visa y a las empresas contratar empleados que se hallen en situación irregular.

Para acceder al mercado laboral nipón con un visado de estudiante hay que matricularse en una universidad japonesa para completar o iniciar estudios habiendo realizado previamente un examen de admisión para extranjeros, o matricularse en una escuela de japonés para aprender el idioma bien en un nivel avanzado o básico. Es conveniente destacar, que el tiempo mínimo requerido para poder obtener el visado de estudiante y acceder al mercado laboral de Japón es un año.

Durante el año que dura la visa de estudiantes podemos solicitar trabajo en las empresas cumplimentando los requisitos anteriormente mencionados. Es necesario destacar, que para poder actualizar el visado de estudiante a trabajo es necesario disponer de un contrato laboral de como mínimo seis meses, pues los contratos de corta duración como por ejemplo, tres meses, ni siquiera son tenidos en cuenta, ya que los servicios de inmigración ni siquiera lo consideran un empleo. Los trabajos a tiempo parcial también estarían excluidos en esta categoría.

Algunos países entre los que ahora mismo no se encuentra España, tienen un convenio estipulado con el gobierno japonés para acceder a un tipo de visa especial que se llama Working Holiday Visa, en el cual se permite residir libremente en el país durante al menos un año para buscar empleo independientemente de cual sea la situación individual. Para consultar los requisitos de esta visa se debe consultar el programa en la página oficial.

Deja un comentario