Trabajar en Italia

Trabajar en Italia es una de las principales opciones entre quienes eligen la Unión Europea para asentarse laboralmente o residir de manera temporal para buscar trabajo.

trabajar-en-italia

Para los europeos resulta un poco más fácil que para el resto del mundo, pues para venir a Italia no es preciso sacar ningún visado o permiso especial, pues por la ley de libre circulación que impera los Estados miembros se puede permanecer hasta 3 meses sin portar ningún otro documento que el DNI o pasaporte, el cual no es obligatorio pero si es recomendable llevar.


Pese a que no es necesario sacar permisos especiales si pretendes estar por un tiempo superior a 3 meses es recomendable solicitar la residencia italiana, pues muchos trámites son más fáciles al disponer de este documento incluyendo abrir cuentas bancarias, contratar servicios telefónicos y agilizar otros trámites habituales de la burocracia italiana para establecerse.

¿Por qué elegir trabajar en Italia?: Italia en cifras

La crisis que ha estado asolando Europa hace unos años también hizo mella en la sociedad italiana y su economía, no obstante, la recuperación de uno de los pertenecientes a los estados del sur en la Comunidad Europea es más rápida que sus vecinos del sur como España, Grecia y Portugal, que han sido con diferencia los más perjudicados de esta situación.

El paro actualmente en Italia se sitúa en un 12% y su economía se ha saneado bastante los últimos años y la disponibilidad de los servicios públicos en relación con el coste de vida está dentro del margen aceptable para lo que se considera vivir dignamente, de hecho, en muchos portales de Economía lo sitúan como el noveno mejor país para vivir dentro del ranking mundial. Aunque como suele ser habitual en otros países, las diferencias entre regiones en algunos casos pueden llegar a ser notables, especialmente entre la región de norte y sur, donde además de diferencia salarial el coste de vida e incluso el carácter y costumbres de las personas son distintos.

El idioma oficial de Italia es el italiano, aunque como otros países europeos también se le da bastante preferencia al inglés, de hecho, tanto nacionales como extranjeros establecidos en ese país se esfuerzan por aprenderlo e incorporarlo a su perfil profesional para incrementar sus posibilidades de encontrar empleo.

Su población estimada es de 69000000 de habitantes y el salario promedio del trabajador italiano se sitúa en 29500 € con una renta per cápita de 25000 € anuales.

Mercado laboral italiano

Una de las principales cuestiones a plantearse a la hora de elegir trabajar en Italia es explorar y analizar concienzudamente el mercado laboral italiano, pues a diferencia de otros mercados europeos, que están hambrientos por acumular perfiles de profesionales con alta cualificación. En Italia el panorama es bien distinto, pues los trabajos que más se demandan en el mercado laboral son precisamente los trabajos no cualificados.

El sector limpieza es con diferencia el principal demandante de empleo en Italia y esto se aplica tanto a los hoteles, como las empresas de limpieza y otras áreas del sector, pues en este tipo de trabajo relativamente fácil encontrar una vacante en cualquier zona de Italia.

La hostelería como sucede en gran parte de los países turísticos también ocupado un alto índice de los puestos de trabajos que se mueven cada año y en este punto, entraría camareros de bares y restaurantes, cocineros y otros profesionales del sector.

Otro de los puestos más demandados en Italia son los comerciales, especialmente de inmobiliarias pero también de empresas privadas y en este punto, sí que se valora la formación académica y experiencia complementaria a la hora de acceder al puesto.

Dentro de los trabajos cualificados el sector de la sanidad ocupa el primer puesto en la demanda de nuevos profesionales cada año.

Es importante destacar que en Italia sucede al igual que otros muchos países como por ejemplo, España, que debido a la alta demanda de puestos de trabajo en muchas ocasiones profesionales cualificados optan por puestos de baja cualificación hasta encontrar algo de su especialidad, debido a la falta de puestos de trabajo cualificados en sus países.

Esto no significa que las personas sin formación no puedan optar a tales puestos, pues las personas con formación académica específica por lo general suelen optar por estos puestos de trabajo esta manera temporal, por lo cual muchas empresas optan directamente por escoger a personas sin estudios superiores cuando están buscando profesionales para cubrir un puesto a largo plazo.

La importancia de saber italiano

Los hispanohablantes suelen escoger Italia como país destino para trabajar por la similitud del idioma, puesto que la gramática y la fonética es similar y en términos generales resulta más fácil de aprender que otras lenguas, no obstante, debemos ser conscientes que incluso para acceder a puestos de baja cualificación es necesario dominar bien el idioma a la hora de conseguir un empleo.

Si además tenemos un elevado dominio del inglés, podremos acceder mejores ofertas y optar a otros puestos de trabajo mejor remunerados en los que se requiera disponer de algún idioma extranjero, además del español, que siempre lo será de utilidad por tratarse de uno de los idiomas más hablados del mundo.

Documentación necesaria para trabajar en Italia

Obtener la residencia italiana es más que recomendable si nuestra estancia pretende prolongarse durante más de 3 meses, aunque para los ciudadanos de la Unión Europea no es necesario tramitarla a la llegada, pues debido a la ley de libre circulación podemos permanecer hasta tres meses en este país sin ningún otro documento, no obstante, obtener la residencia italiana es más que recomendable si pretendemos residir en el país durante más de 3 meses y agilizar la tramitación de otros documentos como la tarjeta sanitaria italiana y regularizar nuestra situación en el país.

El primer documento que deberemos solicitar a nuestra llegada italia es el codice fiscale, qué es el equiparable al número de la seguridad social española y sin el cual no podremos analizar muchos de los trámites necesarios para poder residir en Italia legalmente como por ejemplo, trabajar.

Este número es igualmente necesario para otras muchas cosas como por ejemplo alquilar una casa, contratar servicios y abrir una cuenta bancaria entre otros.

Para solicitar el codice fiscale italiano deberemos acudir a la agenzia delle entrate, que es el organismo público que se encarga de gestionarlo, junto con otros documentos nacionales.

Para solicitar el codice fiscale no es necesario pedir cita previa, por lo que es aconsejable acudir a la agenzia delle entrate a primera hora de la mañana porque seguramente habrá cola. Los documentos necesarios para su solicitud con el DNI y pasaporte, además de rellenar un formulario para recopilar los datos personales necesarios para su expedición.

 

 

Deja un comentario