Trabajar en Irlanda

Trabajar en Irlanda se postula como una de las opciones preferentes entre quienes buscan un empleo en un país angloparlante y prefieren huir de la masificación de algunas ciudades del Reino Unido, pues el volumen de población en Irlanda es mucho menor y el coste de vida también es más asequible.


trabajar-irlanda-2

La población de la República de Irlanda se sitúa en cuatro millones y medio de habitantes y aproximadamente a la mitad se distribuyen en las grandes ciudades. Esos bonitos paisajes y ser uno de los principales destinos turísticos de Europa, actúa como reclamo entre quienes buscan desempeñar un puesto de trabajo en estas áreas.

Porqué elegir trabajar en Irlanda, Irlanda en cifras

El salario mínimo interprofesional en Irlanda está estipulado en 1461, 85 € mensuales, a lo que se debe restar un 20% de impuestos. El salario promedio está estipulado en unos 1700 € mensuales distribuidos en 12 meses. Los impuestos en Irlanda funcionan dependiendo del margen de ganancias, por lo que para un sueldo promedio habría que restar aproximadamente el 40% del importe total.

El salario mínimo por hora de trabajo en Irlanda se ha estipulado en este 2016 9,15 euros la hora, lo que equivalen a unos 1300 € aproximadamente mensuales para una jornada completa o unos 600 € aproximados en una jornada parcial, puesto que el rt time es una modalidad de trabajo muy extendida en este país.

Hay que destacar que en Irlanda se encuentra arraigada una fuerte cultura del negocio y el emprendimiento, no por algo las grandes empresas del sector informático mundial se encuentran en este país tales como Google, PayPal, LinkedIn y Facebook, y Apple entre otras que se han instalado allí.

Irlanda ocupa actualmente el puesto número 17 en el ranking Doing Business que mira los 190 mejores países para hacer negocios.

Trabajos más demandados en Irlanda

Entre los empleos no cualificados el sector servicios ocupa el principal volumen en la demanda laboral irlandesa y en este punto, es posible encontrar un empleo de estas características con relativa facilidad en cualquier región del país. Aunque también dependerá del nivel de inglés, aunque en algunos puestos no es exigido, siempre tendremos más facilidades a la hora de encontrar un empleo si tenemos un buen dominio del idioma.

El trabajo de fregaplatos es uno de los más solicitados entre los inmigrantes que todavía no tienen un buen manejo de en inglés mientras lo aprende no lo perfeccionan. El trabajo de camarero es mucho más ventajoso, pues las propinas en este país suelen ser bastante buenas llegando a completar aproximadamente un tercio del sueldo. Para desempeñarse en el trabajo de camarero es necesario disponer de un buen nivel de inglés.

Dentro de los trabajos cualificados, el sector informático es el mayor demandante de empleo en el país, pues como expusimos anteriormente, las principales empresas del mundo están afincadas en Irlanda para aprovechar sus ventajas fiscales en los negocios.

Los grandes almacenes y centros comerciales también son un punto de referencia entre quienes buscan un empleo no cualificado en el país, especialmente en las temporadas de mayor consumo como las navidades.

A la hora de trabajar en Irlanda cabe destacar la importancia del cover letter, que equivaldría a una carta de presentación en la que expones la candidatura para el puesto que te ofreces explicando detalladamente tus facultades para desempeñar dicho cargo y los motivos por el cual deseas optar a él.

La cultura del emprendimiento también está muy arraigada en Irlanda y son muchos los empresarios europeos que se desplazan hasta el país para desarrollar nuevos proyectos relacionados con su nicho de mercado.

Nivel de inglés necesario para trabajar en Irlanda

El inglés es el idioma oficial del país y la primera lengua de la mayoría de los habitantes. En Irlanda también se habla el gaélico que estaba reducido a escasos grupos de población y no resulta necesario aprenderlo a la hora de asentarse y buscar un empleo.

El nivel mínimo para poder desempeñarse en el país y acceder tanto a trabajos cualificados como no cualificados es un B2, aunque en puestos de trabajo de alta cualificación técnica es posible que soliciten un nivel superior.

El inglés comercial orientado a los negocios y el inglés enfocado a la informática son especialmente valorados por las empresas, por lo que haber realizado algún curso preparativo en estas áreas puede suponer un punto a nuestro favor.

Saber español también puede suponer una serie de ventajas a la hora de encontrar un trabajo en aquellas empresas que establezcan relaciones comerciales con España y Latinoamérica. Los call centers también ocupan una fuerte demanda de empleo en aquellos servicios que ofrecen la atención al cliente en español.

Documentación para trabajar en Irlanda

Los residentes desde los países de la Unión Europea pueden permanecer en Irlanda durante al menos 3 meses sin expedir ningún permiso especial o visado, gracias a la ley de libre circulación que permite trabajar y residir legalmente en el país durante máximo 90 días, transcurridos los cuales se deberá de solicitar la residencia si prevemos que nuestra estancia va a prolongarse durante más tiempo.

El primer documento que deberemos de solicitar a nuestra llegada es el personal service number, qué equivale el número de la seguridad social española y necesitaremos aportar en todo momento para poder trabajar, que nos hagan un contrato de trabajo y realizar las gestiones correspondientes para establecerse en el país. Para solicitarlo tan solo deberemos adjuntar el DNI y pasaporte en vigor, además de un justificante de domicilio y partida de nacimiento. El tiempo estimado para su obtención es de 3 a 5 días.

Los ciudadanos procedentes de los Estados miembros que prevean prolongar su estancia durante más de 3 meses y los inmigrantes extracomunitarios deberán de solicitar la residencia para poder permanecer en el país.

La forma más fácil para poder residir legalmente en Irlanda es mediante un permiso de trabajo y éste únicamente puede conseguirse con un contrato del empleador en el que se justifique el porqué eres apto para el puesto y se necesita contratar a un extranjero por encima de un residente local o en el caso de inmigrantes extracomunitarios, sobre un inmigrante comunitario.

En Irlanda se puede tramitar como máximo hasta 4 permisos de trabajo por cada año y cada vez que se cambia de empresa o de empleador se debe solicitar nuevamente iniciar el proceso.

Deja un comentario