Trabajar en Holanda

Muchas personas deciden trabajar en Holanda porque su economía y sociedad están consideradas como una de las más avanzadas del planeta, donde las posibilidades de trabajo aumentan respecto a otras naciones de la Unión Europea.


trabajar-en-holanda

Para los ciudadanos de la UE trabajar en Holanda se postula como mucho más fácil que para los inmigrantes extracomunitarios, pues están exentos de expedir visados y permisos especiales de trabajo y pueden transitar libremente entre sus fronteras durante un tiempo de 3 meses.

Transcurrido ese margen se deberá regularizar la situación, pero se dispone en este caso de un tiempo aceptable para poder asentarse del país y buscar un trabajo que permita la subsistencia acorde con el nivel de vida del país.

Porque trabajar en Holanda, Holanda en cifras

Holanda está considerada el tercer país en la escala del ranking mundial en cuanto a desarrollo humano.También ostenta ser el país de Europa con una de las economías más ricas, emergentes y evolucionadas del planeta.

La tasa de desempleo durante el año 2015 está estimada en un 7%, siendo uno de los porcentajes más bajos de la Unión Europea.

El sueldo mínimo en Holanda está estipulado durante el año 2015 en 1501 con 80 €, un promedio muy elevado si lo comparamos con España y Portugal cómo que ostentan los puestos de tener el salario mínimo más bajo de toda Europa, situándose incluso por encima de Francia y el Reino Unido consideradas también economías emergentes.

El salario promedio está establecido en Holanda desde los 25000 € a los 30000 € anuales.

Trabajos más demandados en Holanda

Los trabajos más demandados en Holanda son los perfiles técnicos cualificados, que son los que tendrán más oportunidades de encontrar empleo. Aunque la tasa de paro en este país es muy baja, la competitividad para acceder a esos puestos de trabajo también es muy alta, pues Holanda recibe un gran volumen de inmigración mensualmente de trabajadores de otros países, especialmente de la Unión Europea que tratan de acceder a puestos de trabajos cualificados cuyo salario promedio se sitúa por encima de otros países.

Las profesiones más demandadas en Holanda son principalmente ingenieros, aunque principalmente se demandan ingenieros informáticos programadores o químicos.

Las profesiones relacionadas con el arte y el diseño también están muy favorecidas en el mercado laboral holandés, tales como fotografía diseño gráfico y marketing.

El personal sanitario también es altamente demandado en el mercado laboral holandés, especialmente los médicos, cirujanos y dentistas.

Los economistas también tiene muchas posibilidades de optar a un puesto de trabajo cualificado en Holanda, pues continuamente se están demandando profesionales del sector.

Por último pero no menos importante, los teleoperadores y profesionales para trabajar en un call center también son demandados continuamente y en este punto, saber español puede suponer un punto positivo en la candidatura, pues en muchas ofertas de trabajo se solicita español nativo para atender a personal de España y Latinoamérica por las filiales de las empresas asentadas en este país.

Además del español, saber inglés o cualquier otro idioma en especial alemán o francés, puede significar la diferencia entre uno u otro candidato,pues como mencionamos anteriormente, existe mucha competencia a la hora de optar por puestos de trabajo cualificado en Holanda por parte de inmigrantes extranjeros perteneciente a estas especialidades y una formación complementaria como por ejemplo los idiomas puede ajustar la balanza a nuestro favor.

La importancia de saber holandés para trabajar en Holanda

Como mencionamos anteriormente, saber idiomas puede facilitarnos las cosas a la hora de obtener un puesto de trabajo cualificado en Holanda no obstante, aunque el holandés no sea uno de los idiomas más hablados del mundo, aprenderlo y desenvolvernos eficientemente nos ayudará a tener más oportunidades de trabajo aunque sepamos ya otros idiomas.

En muchas ofertas de empleo especifican claramente la necesidad de desenvolverse en este idioma, en al menos un nivel de B2 para poder acceder a ofertas de trabajo en perfiles cualificados. Para trabajos no cualificados no suele ser un requisito fundamental, aunque sí recomendable.

El holandés es un idioma difícil de aprender porque su gramática es complicada, especialmente para los estudiantes de habla hispana que deberán adaptarse a su complejidad estructural.

Documentación necesaria para trabajar en Holanda

Los residentes en la Unión Europea no deberán tramitar la residencia a su llegada, pues podrán transitar libremente en el país por un periodo máximo de 3 meses.

A llevar a el país tanto los inmigrantes comunitarios deberán registrarse en la oficina de la Policía de Extranjería como máximo a 8 días desde su llegada. Para el Registro será necesario presentar el DNI o el pasaporte y además añadir un par de fotografías tamaño documento nacional de identidad o pasaporte y abonar las tasas de registro.

El siguiente documento que se deberá solicitar para poder trabajar en Holanda es el número Sofi qué equivale el número de la seguridad social española. Para su solicitud deberá adjuntarse también el DNI o pasaporte junto con el Registro anteriormente mencionado en la oficina de Policía de Extranjería. Cabe mencionar, que en el caso de haber trabajado anteriormente en el país el número SOFI seguiría vigente y no habría que solicitarlo de nuevo.

Si eres un inmigrante extracomunitario o perteneces a los Estados miembros pero deseas prolongar su estancia en el país durante más de 3 meses, en ambos casos se deberá solicitar la residencia.

El permiso de residencia permite trabajar y residir legalmente en el país y debe solicitarse la embajada holandesa o el consulado desde el país de origen.

Los requisitos para obtener la residencia en Holanda dependerá del país de origen del solicitante. El proceso dependiendo de los requisitos solicitados y del país de origen puede tardar entre 3 y 6 meses y las tasas también son variables. Para los inmigrantes comunitarios tendrá un coste de 28 €. Para los ciudadanos extracomunitarios el coste de la solicitud está estipulado en 300 € .La no aceptación de la residencia no implica la devolución de las tasas.

Deja un comentario