Trabajar en Estonia

Trabajar en Estonia es una de las principales opciones a tener en cuenta entre quienes buscan un empleo en el Este de Europa y se sienten atraídos por sus bellos paisajes, precios económicos y desarrollo tecnológico, pues Estonia destaca por ser uno de los países más en sintonía con las nuevas tecnologías y que ha supuesto un punto de inflexión en su utilización, especialmente en lo que se refiere a las telecomunicaciones.

trabajar-en-estonia

Porqué elegir trabajar en Estonia, Estonia en cifras

El paro en Estonia se sitúa en el 6,1% durante el año 2015, una cifra que se encuentra en sintonía con los países escandinavos que son los que tienen una tasa de paro más baja en Europa. Para ubicarse en el este de Europa, Estonia presenta unos índices y valores muy positivos en lo que respecta a su economía, solvencia y formación de sus ciudadanos, pues se estima que el 91% de personas adultas en edad laboral han completado la formación académica media o superior, una cifra que sorprende porque se sitúa a la cabeza de otros muchos países de la Unión Europea.

El salario mínimo en Estonia se ha medido en 430 € al mes durante este año 2016, lo que equivale a 5160 € al año, situando este baremo en la línea intermedia de otros países del Este con sueldos mínimos muy similares.

El salario promedio en Estonia está valorado en 1077 € mensuales lo que equivale a 12926 € al año distribuidos en 12 pagas.

Estonia ha sido elegida en los últimos años como destino laboral de empresarios y emprendedores para la materialización de nuevos proyectos, al tratarse de uno de los países de Europa que favorecen en gran medida la entrada de capital extranjero para lo que prácticamente no impone ninguna limitación.

Estonia se encuentra actualmente en el doceavo puesto del ranking Doing Business que mide los 190 mejores países del mundo para hacer negocios. Este año ha mejorado notablemente su posición respecto al año pasado que ocupaba el puesto número 16.

Este país se caracteriza por su elevado desarrollo tecnológico y ha sido pionero en el desarrollo de nuevas tecnologías como software de videollamadas como Skype que luego fue adquirido por Microsoft o el voto electrónico, siendo uno de los primeros países en implantarlo. Estonia ha revolucionado otra vez más la tecnología de vanguardia desarrollando la primera residencia Virtual del mundo denominada e-residencia que permite su solicitud y tramitación íntegramente online por la módica cantidad de 50 €.

Trabajos más demandados en Estonia

El sector tecnológico en Estonia se encuentra en continuo auge y desarrollo, por lo tanto podría considerarse el sector más demandante de los profesionales cualificados dentro del país.

Al margen de los profesionales relacionados con la tecnología y nuevas comunicaciones, las mejores oportunidades laborales en Estonia se encuentran a través del emprendimiento de nuevos negocios y proyectos.

Pese a ser uno de los países más pequeños de Europa por su extensión, Estonia ha sabido sacar provecho y dinamizar su economía a través de la implantación de políticas empresariales eficientes que aporta nuevas soluciones para necesidades emergentes.

La economía de Estonia ocupa actualmente el sexto puesto entre un listado de 58 países que componen la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico que determina los países con una burocracia más simple a la hora de establecer negocios y nuevos emprendimientos.

Idiomas para trabajar en Estonia

A diferencia de otros países del Este, en Estonia está bastante extendido el uso del inglés, al menos en las ciudades grandes hasta un 50% de la población puede hablarlo en un nivel medio sin dificultad.

El estonio es la lengua oficial del país pero también se habla ruso. El ruso está extendido en un 30% de la población como consecuencia de la invasión de las repúblicas bálticas durante la Primera Guerra Mundial.

Quienes se trasladen a Estonia para emprender nuevos negocios o proyectos pueden defenderse perfectamente con un buen manejo del inglés y no es necesario aprender el idioma local, si por el contrario se pretende asentarse en el país a través de trabajos no cualificados o sin titulación académica sería necesario aprenderlo para poder desenvolverse correctamente, aunque esto último no es lo más recomendable porque el nivel adquisitivo de Estonia para un trabajo no cualificado tampoco difiere mucho de otros países como España, excepto por la tasa de paro a nivel global que es mucho más baja.

Documentación para trabajar en Estonia

Los países de los Estados miembros de la Unión Europea podrán entrar en Estonia sin tramitar ningún permiso o visado durante estancias de 90 días como máximo o permanencia de seis meses en el país sin ejercer ninguna actividad lucrativa, una vez extendidos los plazos autorizado se deberá regularizar la situación expidiendo un visado de trabajo.

La e-residencia es un tipo de permiso especial que se tramita vía telemática y de la  cual Estonia se ha presentado como país pionero y que ha supuesto un punto de inflexión que es muy posible que en el futuro sea implementado por otras naciones. Este tipo de permiso de residencia está reservado íntegramente para los empresarios y trabajadores independientes que fijan en el país su residencia o lugar de trabajo.

Es importante señalar que la tramitación de la e-residencia no otorga la ciudadanía pero permite tramitar la mayoría de gestiones burocráticas con la administración desde cualquier lugar del mundo utilizando tan solo un ordenador y conexión a Internet. Unos trámites que en el pasado debían satisfacerse obligatoriamente mediante el documento de identidad Estonio, el cual únicamente era concedido  mediante la presentación de un contrato de trabajo entre otros muchos documentos.

La tarjeta electrónica de la residencia digital permite realizar las mismas gestiones pero con la comodidad de poder efectuarlas desde cualquier lugar del mundo. Algunas de las gestiones habituales que se pueden tramitar a través de la residencia digital son abrir cuentas bancarias en el país,registro de empresas y resto de trámites habituales igual que cualquier ciudadano Estonio.

Para quienes estén preocupados por el idioma, Estonia ha querido suprimir las fronteras digitales con todos los países del mundo y tanto la solicitud de la residencia como la mayoría de trámites burocráticos se pueden gestionar online íntegramente en inglés.

Los gobiernos internacionales están preocupados de que la nueva residencia digital proporcionada por Estonia pueda ser utilizada para la evasión de impuestos y actividades fraudulentas, unos supuestos que el gobierno de Estonia se ha propuesto monitorizar exhaustivamente para prevenir que sus recursos telemáticos sean empleados para el desarrollo de actividades ilícitas.

Deja un comentario