Trabajar en Bélgica

Trabajar en Bélgica, especialmente después de la crisis que incitó a muchas personas a salir fuera a buscar nuevas oportunidades, se ha convertido en una de las ambiciones de muchos trabajadores. El buen nivel de vida del país que se sitúa en el puesto 17 de un ranking de 181 países, así como los salarios altos, hacen de Bélgica un país interesante para trabajar.

trabajar-en-belgica

Aunque en los últimos años los atentados han asustado y conmocionado a una gran parte de la población mundial, Bélgica sigue siendo un país bastante seguro, entre otros motivos porque allí se encuentran la mayoría de las sedes internacionales de la Unión Europea, por lo que no falta seguridad.


Como país europeo, ofrece la ventaja del libre tránsito hasta los 90 días, aunque pasado este tiempo habrá que proceder a justificar su estancia en el país, ya sea alegando que se estudia, se trabaja o se busca trabajo. En este proceso, será muy importante poder demostrar que cuentas con ingresos suficientes para mantenerte en el país.

Por desgracia para los trabajadores que busquen aquí oportunidades, en los últimos años a raíz de la crisis, el gobierno belga ha expatriado a muchos europeos que no pudieron regularizar su situación por falta de empleo. De hecho, uno de los grupos más expatriados han sido los españoles.
Aún así, las posibilidades de encontrar trabajo siguen existiendo.

Porqué elegir Bélgica para trabajar; Bélgica en cifras.

El paro en Bélgica se ha medido en un 8,6% para el presente año 2016, recibiendo un ligero incremento respecto al del año pasado que se contabilizó en un 8,4% de la población activa.

El sueldo mínimo en Bélgica se ha fijado en 1531,9 Euros mensuales, aunque no se encuentra entre los salarios mínimos interprofesionales más altos de Europa, se sitúa en una media por encima de la mayoría de países de la Unión.

El salario medio en Bélgica se contabiliza en 3891 Euros mensuales, lo que equivale a unos 46693 Euros anuales distribuidos en doce pagas.

Bélgica ocupa actualmente el puesto número 42 en el Ranking Doing Bussisness que mide los 190 mejores países para hacer negocios.

Bélgica ocupa actualmente el puesto número 21 en lo que respecta al Indice de Desarrollo Humano o IDH dentro del listado de 196 países que lo componen.

Trabajos más demandados en Bélgica

A pesar de las fuertes regulaciones con la inmigración, Bélgica es un país que sigue necesitando de extranjeros para llenar algunos puestos de trabajos para los que no les alcanza su población.
Una de las demandas laborales más extendida es la necesidad de personal médico-sanitario, ya que Bélgica es un país con un número muy alto de población envejecida.

Otra de las demandas más altas está en el sector de la limpieza, tanto familiar como empresarial.
Para las personas con alto nivel de idiomas, el hecho de que en Bélgica esté la mayor cantidad de las sedes de la Unión europea, constituye una gran oportunidad para trabajar como intérpretes en el parlamento y otras instituciones, así como en muchas empresas internacionales que tienen sede también en este país.

Las condiciones de trabajo en Bélgica tienen varias diferencias con respecto a las españolas. La jornada laboral belga oficial es de treinta y nueve horas, aunque normalmente no sobrepasan de las treinta y cinco, para fomentar el mayor empleo. Los horarios de trabajo suelen ser bastante flexibles.

Las horas extras no son solo las que exceden de lo estipulado en el contrato laboral, sino que se considerarán horas extras también todas aquellas que continúen a las ocho primeras horas o jornada laboral estándar. Un dato a tener en cuenta a la hora de contabilizar las horas extras en la jornada laboral, es que en Bélgica no se puede exceder de una jornada laboral de más de once horas, ni siquiera con las extras, pues no está permitido trabajar más horas, salvo que obtengas un permiso especial del ministerio.

Idiomas para trabajar en Bélgica

Para trabajar en Bélgica es importante desenvolverse bien con los idiomas con un nivel medio alto.
Las lenguas oficiales que se hablan en Bélgica son el francés, para la parte de Valona, el neerlandés para la parte flamenca y el alemán, hablado por un grupo de la parte Valona.

Realmente las lenguas de más peso son las dos primeras, aunque se puede encontrar trabajo solo con el uso de una, es bastante conveniente hablar las dos, especialmente para trabajos de la administración.

Por familiaridad de las lenguas romances, el francés resulta más fácil de aprender para los españoles, pero lo cierto es que la mayor demanda de empleo, ubicada en el sector servicios, se da en la parte flamenca, donde el neerlandés es la lengua predominante.

Así mismo, el inglés es bastante importante a la hora de trabajar en empresas internacionales y bastante útil y necesario para trabajar en Bruselas.

Documentación necesaria para trabajar en Bélgica

Una vez pasado el periodo de los 90 días, si en ese tiempo no has adquirido ya un trabajo, deberás ir a las oficinas de registro y justificar tu estancia en el país con motivos de estudio, trabajo o búsqueda activa del mismo. Es mejor no esperar a los 90 días para encontrar un trabajo, ya que las autoridades belgas están endureciendo mucho las medidas para los extranjeros y podrías acabar con una carta en la que te exijan la salida del país. Así mismo, llegados a este punto, deberás demostrar en el registro que tienes ingresos suficientes para mantenerte durante el tiempo que dure la búsqueda de trabajo.

El contrato de trabajo es imprescindible para trabajar en Bélgica, pues la economía sumergida está ampliamente perseguida en el país, por lo que se aconseja no aceptar trabajos que no cumplan con las normativas de convenio y legislación vigente. El poder buscar un empleo sin solicitar previamente un permiso de residencia puede facilitar el proceso a la hora de encontrar el trabajo adecuado y aporta a los inmigrantes comunitarios ventajas reseñables sobre la situación de los inmigrantes extracomunitarios en el país.

Deja un comentario