La foto, esa gran desconocida del Currículum alemán

Ya hemos hablado en anteriores artículos sobre cómo preparar un currículum y una carta de presentación. Pero hoy nos vamos a centrar en otro elemento de suma importancia a la hora de buscar un trabajo en Alemania, que es la foto, pues mientras en algunos países como Inglaterra no la toman en cuenta y no se añade a los CV, en Alemania es obligatorio y muy importante. Veamos algunos consejos prácticos para hacer una buena foto en el currículum

la-foto-esa-gran-desconocida-del-curriculum-aleman

Consejos para hacer la foto del currículum alemán

Antes de entrar en materia, lo primero que tienes que saber es que todas las personas que buscan trabajo en Alemania acuden a un fotógrafo profesional especializado en Bewerbungsbild. También podrías sacar tú la foto, pero si tenemos en cuenta que la mayoría de candidatos usarán fotos profesionales desmerecerá ante los demás suponiendo una clara desventaja respecto a tus competidores. Ahora que hemos aclarado esto, veamos algunos consejos prácticos.

Elegir el fotógrafo

Antes de elegir el fotógrafo es recomendable que nos informemos bien sobre que verdaderamente se trata de un especialista en este tipo de fotos. Lo normal en estos casos, es que sea el propio fotógrafo quien te pregunte a que especialidad o puestos de trabajo estará enfocado tu currículum para aconsejarte en consecuencia sobre el atuendo que es consejable llevar, así como el peinado y el maquillaje en el caso de las mujeres.

Indumentaria

Por lo general si se trata de puestos de trabajo que se desarrollan en oficinas o departamentos de cara al público, la indumentaria debe ir en consecuencia y apostar por vestimentas formales acorde con el grado o puesto que pretendamos desempeñar.

Posición de la foto

La posición deberá medirse por el hueco que la foto ocupe en el currículum y habitualmente se extiende del cuello o los hombros para arriba.

¿Sonriendo?

En Alemania las fotos de los currículums por lo general van con sonrisa, pues la sonrisa implica cercanía y es una forma de asegurarse de caer bien, aunque se trate de una sonrisa discreta, pues tampoco es cuestión de reírse a carcajadas porque puede dar una apariencia de poco seria o profesional. En cualquier caso, será el fotógrafo quien nos vaya indicando en todo momento para obtener los mejores resultados.

Deja un comentario